El recurso a remedios caseros para curar las hemorroides

emorroidi rimedi

Muchas personas que sufren de hemorroides no se atreven a relacionarse con su médico, ya que no intenten y que sienten vergüenza de decirle a sus seres queridos cual es su problema . Sin embargo, las hemorroides están pidiendo ser tratado de una manera apropiada , tanto para aliviar el dolor y tanto para prevenir complicaciones futuras .

La naturaleza y la experiencia de nuestros antepasados ofrecen alternativas naturales y caseras para curar las hemorroides fácilmente. a continuación, descubrimos juntos cuáles son los remedios caseros para las hemorroides .

En primer lugar hay efecto beneficioso el lavado con agua tibia y un jabón suave. Algunos aconsejan el jabón de ácido, pero elegir un producto neutro, es decir, con un pH igual a la de nuestro cuerpo, siempre se revela como la solución ideal, ya que no se producen en absoluto la irritación y el cuerpo pueden regenerar de manera adecuada. El agua utilizada para el lavado siempre debe estar tibia, ni demasiado caliente ni hielo.

Se utiliza el agua caliente en el caso de las hemorroides externas, pero este es un riesgo, ya que se puede irritar a las áreas tratadas. Para evitar, en absoluto, el agua fría o incluso congelada, ya que le da una ventaja efímera para el dolor y la quema, ya que adormece la zona tratada a nivel local, pero luego resulta más débil y propenso a la irritación.

Para el lavado con jabón suave, remedios caseros asocian preparaciones simples, que fueron utilizados una vez porque no habia toda la disponibilidad de medicamentos y preparaciones que se pueden encontrar en nuestro presente. En particular, un remedio casero ampliamente utilizado fue lo de vaselina, que se prefiere en la versión natural. La vaselina se puede untar sobre el papel higiénico y luego se aplica en la zona a tratar, para proteger la zona y permitir que la herida se cura más rápido.

La vaselina también se puede añadir con clara de huevo, miel y harina de cebada para crear un compuesto suavizante para ser aplicado en la zona tratada y luego quedárlo en la zona por algún tiempo. Incluso el puré de patatas se utilizan de la misma manera, o se patatas cocidas, dejar enfriar y luego solicitar un poco de tiempo en el área de tratamiento. Debido al alto contenido de almidón, las papas secas y calman la zona irritada de una manera natural. Las patatas también contienen muchos minerales importantes, que ayudan a reequilibrar el cuerpo en este momento delicado, especialmente si las hemorroides son propensos a la hemorragia.

Otro remedio casero muy eficaz se basa en la suposición de vinagre de manzana, que puede ser consumido por vía oral, y además puede  ser diluydo en la cantidad de una cuchara para cada vaso de agua y se toma después de las comidas. El vinagre de manzana desinfecta suavemente y es aplicar un astringente muy positivo. Por esta razón se puede poner en un poco de algodón mojado unas gotas de vinagre de sidra de manzana y luego frotar la zona afectada.

Recordemos que nuestras abuelas amaban las hierbas y las emplean de manera masiva para el tratamiento de problemas de salud. Las hierbas se convierten en aliados naturales de los remedios caseros y se pueden tomar  en forma de pomadas como de infusiones pero ambas las preparaciones necesitan mucha confianza y conocimiento de herbolario. En particular, las hemorroides pueden ser tratados con cápsulas, ungüentos e infusiones de hierba básicas y aun castaño de India , caléndula, rusco y hamamelis, y todas las plantas y sustancias que ayudan aliviando la zona y se ofrecen para reparar las paredes venosas sometidos a ‘ inflamación.

El remedio casero más eficaz sigue siendo siempre, en cualquier caso, la comida, o el consumo en específica y selectiva variedad de alimentos para resolver el problema. La dieta casera contra las hemorroides puede contar muchas fibras y el agua natural, que ayudan a la digestión y contrarrestar el estreñimiento. Consumir una gran cantidad de frutos rojos y también tomar extractos de vid roja que ayuda a proteger las paredes de las venas y después permiten de curar la inflamación de forma más rápida y natural.

Una dieta ligera, sobre la base de un gran consumo de alimentos ricos en minerales  como objetivo adecuado, especialmente si usted tiene hemorroides sangrantes. Por lo tanto, se vuelve importante  alimentarse con hojas vegetales verdes, espárragos y frutas que contienen hierro, dirigidas y que luego le permita soportar mejor las posibles deficiencias energéticas que se producen durante la cura de las hemorroides.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.